martes, 1 de enero de 2013

Primero de enero

Cosa curiosa como cambia la vida. Algunas cosas se mantienen constantes, otras cambian constantemente... Este, fue un año llenísimo de altos y bajos, pero a pesar de todo, sigo aquí, como siempre, no muy regular, pero con uds. Queriéndolos a la distancia.

Pensé en hacer un balance para mi cumpleaños, pero para que les voy a mentir, tiempo no es algo que me sobre y bueno, tampoco es la idea subir una entrada mediocre 

¿Les cuento?

Él 2012 fue un año de aprendizajes, pero, como la vida misma es aprender, más que nada, fue un año de comienzos. Volví a la universidad, volví a la casa de mi madre, volví a tener fe en una vida más bella, volví a creer en Dios ¿Vaya cosa, no?

Bueno, como siempre, comparto con uds. son parte importante de mi vida y debo, si, debo, incluirlos en mi balance...

¿Mi hijo? Maravilloso, un niño hermoso de dos años, si, dos años y si, el tiempo ¡VUELA!
¿Los estudios? Pues, bastante bien.
¿La familia? Disfuncional como siempre, pero ya saben, disfuncional para bien.
¿El Amor? Mmmm, no me quejo.
¿La salud? Vamos, que no me haría nada mal uno o dos kilos más, pero... Va, estoy sana.
¿El blog? Olvidé completamente el blog-aniversario nº 5 y creo que subí casi ninguna entrada este año, mas, en mi defensa digo "Tiempo, cosa misteriosa, nadie lo conoce con exactitud y todos lo usamos a nuestro favor o en contra"
¿Algo que se me quede en el tintero? Sinceramente, estoy agradecida de toda la gente maravillosa que conocí el año pasado, de todas las lecciones que aprendí, pero sobre todo, de las cosas bellas que encontré, y ¿Sabes? Sí estás leyendo esto, probablemente seas una de ellas...

¡¡Feliz Año Nuevo!!